¿Qué comer antes y después de las clases de danza?

“No hay vida sin agua” (Albert Szent-Gyorgyi, fisiólogo)

Llevar una dieta completa y equilibrada de forma continua influye positivamente en el rendimiento deportivo. El qué se coma, cuánto y cuándo pueden marcar la diferencia entre dos personas bien entrenadas. Es por ello que es fundamental conocer qué alimentos son recomendables ingerir antes, durante y después de los ensayos –o actuaciones-.

Alimentos con alto valor energético

En caso especifico de la danza, como revela el especialista en Nutrición y Deporte Néstor Vicente, “lo importante antes de las clases es que el niño tome alimentos que le vayan a proporcionar la energía necesaria para que realice correctamente la actividad física”.

Esto es, es recomendable consumir alimentos que estén compuestos por hidratos de carbono, ya que proporcionan energía rápidamente asimilable. Algunos ejemplos que cita Vicente podrían ser: barritas con cereales, un bocadillo sin demasiado alimento graso, galletas o cereales.

Del mismo modo, la especialista en Nutrición Deportiva y Nutrición Infantil Raquel Santacruz apuesta por ingerir cereales integrales antes de las clases, pero, además, añade que otra buena opción puede estar compuesta por lácteos, fruta fresca, frutos secos o deshidratados, huevos y carnes magras.

Junto a ello, destaca la importancia de que entre la última comida y el entrenamiento o la competición, al menos, hayan pasado 3-4 horas (Ley de las tres horas), para evitar problemas digestivos durante el ejercicio.

En este sentido se manifiesta Pilar Sánchez, fundadora y profesora de la Escuela de Danza Pilar Sánchez de Elche, quien asegura que antes de ir a clase es muy recomendable beber. Sin embargo, revela que no es aconsejable comer justo antes de bailar: “No deben comer nada, como mucho, una fruta ligera que contenga mucho líquido, ya que las comidas resultan pesadas”, explica la bailarina.

Recuperar energías y líquidos

Una vez finalizadas las clases, el nutricionista Néstor Vicente aconseja una buena hidratación para poder reponer todos los líquidos que el niño ha perdido. “Además, también es recomendable comer algo sólido”, añade.  Por ejemplo, señala como ejemplo una pequeña merienda -o un almuerzo, dependiendo de la hora-, que le proporcione todos los nutrientes esenciales. Unos consejos que también apoya la licenciada en Pedagogía de la Danza Pilar Sánchez, quien especifica, además, que los frutos secos, el plátano o cualquier otro tipo de fruta son adecuados para recuperar azúcares.

Así mismo, la nutricionista y también bailarina Raquel Santacruz señala que “al terminar el ejercicio conviene comer un pequeño tentempié para evitar llegar a las comidas principales con un hambre exagerado”. Una buena opción para la nutricionista puede ser una rebanada de pan integral con queso fresco o pavo, frutos secos, barritas de cereales integrales o fruta fresca con requesón. Además, también recomienda evitar los alimentos con elevado contenido de grasa y azúcar, como las patatas fritas o la bollería, que a menudo apetecen después de una jornada de deporte. Estos alimentos producen una sensación de pesadez si se consumen y, además, pueden anular parte del trabajo realizado durante los ejercicios.

Hidratación durante las clases de danza

Del mismo modo, el dietista especializado en Nutrición y Deporte Néstor Vicente también destaca la importancia de una buena hidratación durante las clases. En este caso, el niño puede ingerir agua o alguna bebida deportiva.

La profesora y bailarina Pilar Sánchez coincide completamente con este consejo y agrega otra recomendación: “Las bebidas han de ser naturales para que no produzcan un impacto fuerte en el organismo si están sudando mucho. Además, hay que tomarla a sorbos pequeños”.

Por lo tanto, una correcta hidratación es esencial para la salud y el bienestar. Es el pilar fundamental de las funciones fisiológicas más básicas y se le debe conceder la importancia necesaria.

Artículos relacionados:

La alimentación y la nutrición en la danza infantil

La importancia del desayuno

Buenos y malos hábitos alimenticios

Amador Cernuda: “Sería importante que en las escuelas de danza existieran servicios de psicología”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s