La importancia de la motivación en el bailarín

La disciplina de la danza requiere de una gran dedicación, tanto dentro como fuera de las clases, y los jóvenes se ven obligados desde pequeños a adaptar sus rutinas para conseguir buenos resultados en las clases y en las actuaciones. La postura correcta, los horarios de descanso, los hábitos alimenticios o los factores ambientales han de estar muy bien cuidados por los pequeños, y eso conlleva una dedicación constante y diaria. Los bailarines que tengan una buena motivación serán capaces de perseverar frente al aburrimiento, la fatiga y el dolor.

A continuación, os enseñamos un fragmento extraído del libro Psicología de la danza, de Jim Taylor, donde muestra cómo la motivación influye en la consecución de objetivos.

  • Una motivación alta implica una preparación total que, a su vez, conduce a un óptimo rendimiento.
  • A los bailarines les motivan cosas diversas, como unas aspiraciones altas, la interacción social y la motivación de dominar ciertas técnicas. Para motivar a tus alumnos convenientemente, primero debes identificar las necesidades de motivación de cada uno de ellos.
  • Cuando los bailarines están motivados tienen mucha energía, se esfuerzan al 100% en las clases, cumplen todas las fases de su régimen de entrenamiento y tienen objetivos claramente definidos.
  • El establecimiento de objetivos es un medio eficaz para incrementar la motivación. Los bailarines deberían establecer 5 tipos de objetivos: a largo plazo, de temporada, escénicos, de entrenamiento y de estilo de vida.
  • Los objetivos deberían ser retadores, realistas, específicos y concretos.
  • Algunas estrategias que se pueden poner a disposición de los bailarines para que aumenten su motivación son: entrenar regularmente con un compañero, colocar recordatorios motivadores en su entorno (palabras, frases, fotografías), escribir un diario de danza, emplear visualizaciones motivadoras y hacerse dos preguntas motivadoras diarias.
  • Para incrementar la motivación de los bailarines en clase puedes utilizar las siguientes técnicas: pedir a los bailarines que se pongan microobjetivos, ofrecer una variedad de ejercicios en las clases, darle sentido a las clases, asegurar experiencias gratificantes, adecuar las capacidades de los bailarines a las exigencias de la clase y permanecer sensible a los niveles de motivación de los bailarines durante la clase.
motivacion

Fuente: Página web Desmotivaciones.

 

¿Por qué es importante estar concentrado para bailar?

Tendemos a entender incorrectamente la concentración como la capacidad de enfocarse intensamente en algo durante un periodo de tiempo largo. No obstante, la concentración es una variable compleja influida por factores psicológicos y ambientales.

El campo de atención incluye todas las cosas internas y externas en las que los bailarines pueden concentrarse en cualquier momento. Una buena concentración implica enfocar el campo de atención en aspectos relevantes de la actuación como la coreografía, el resto de bailarines y las indicaciones que tienen lugar entre bastidores. Una mala concentración implica centrarse en aspectos irrelevantes del campo de atención, como los miembros del público o las críticas que siguen a la actuación.

concentracionLos bailarines suelen tener dos estilos de concentración: de atención externa, por el que sensibilizan y se distraen con las actividades del entorno (del público y los demás bailarines), y de atención interna, por el que se sensibilizan y se distraen con la actividad interna (los pensamientos y las sensaciones físicas).

Las visualizaciones y las rutinas previas a los ejercicios son medios eficaces para mejorar la atención en clase y en los ensayos.

En las actuaciones suceden problemas típicos, como los retrasos, los errores, las distraciones internas y externas, y la concentración en los resultados por delante del proceso. Estos problemas perjudican la concentración y debemos gestionarlos para que los bailarines puedan rendir al máximo.

(Fragmento extraído del libro: Psicología de la danza, de Jim Taylor y Ceci Taylor).